El puerto comercial de Mirasol dispone en la actualidad de unos 500 metros efectivos de línea de atraque para buques mercantes, siendo un puerto comercial en contínua expansión y crecimiento.

Desde hace más de 30 años el puerto de Mirasol ha venido experimentado un constante aumento en los tráficos de mercancías vía marítima, así como en el movimiento de buques tanto en régimen de cabotaje comunitario como en régimen de importación y exportación.

Los motivos son debidos principalmente a su estratégica ubicación geográfica, la diversidad en cuanto a su oferta de servicios, maquinaria, superficie portuaria y almacenaje, su competitividad tarifaria, la eficiencia y apuesta clara por la inversión en medios de las empresas operadoras, el grado de profesionalización y especialización de sus trabajadores portuarios; caracterizando al puerto de Ribadeo como puerto de referencia en el norte peninsular para aquellos tráficos de mercancías y productos de tipo agroalimentario, forestal y mineral.